Home ] Up ] Lecture Handout: Útimas imágenes ] More transcriptions from Últimas imágenes ] Lecture Handout: Nightmares of the Urban 1 ] Lecture Handout: El juguete rabioso ] Bazin on Los olvidados ] Lecture Handout: Informe sobre ciegos ] [ Lecture Handout: El vampiro de la colonia Roma ]

  

Some Quotations from El vampiro de la colonia Roma (1979)


[Zapata, Luis. Las aventuras, desventuras y sueños de Adonis García,
el vampiro de la colonia Roma
. Narrativa. México: Grijalbo, 1979.]

 


Portada: La hipotética presencia de una grabadora, de un interlocutor (o de un “lector”) sirve de pauta a un monólogo ininterrumpido, a través del cual desfilan momentos de una vida pícara en los limbos y submundos de una ciudad de México mal conocida. La adolescencia prematura, la presión social, la homosexualidad, la prostitución, la enfermedad, el hastío, son las etapas, vistas retrospectivamente, de la vida de este nuevo vampiro urbano. Revitalizando un género literario, el autor extrae de la novela picaresca constantes que reorganiza y reinterpreta en una megalópolis del siglo XX.

 

11: Cinta primera: y tú     ¿qué vas a hacer cuando dios se muera?

 

13: (----     llegábamos a una fiesta un cuate y yo          era un salón muy elegante     como de cristal     con el suelo de espejos y arriba una como bola suspendida     desas que luego sacan en las películas y que están formadas por pedacitos de espejo o de metal     que cuando dan vueltas van proyectando un chorro de lucecitas          de las ventanas     que también eran de cristal y grandísimas     se veía la ciudad     pero en puros tonos azules y brillantes […]     )

 

15: ¡puta madre!     ¿contarte mi vida?     y ¿para qué?     ¿a quién le puede interesar?          además yo tengo muy mala memoria          estoy seguro de que se me olvidarán un chingo de detalles importantes          o bueno     no importantes     porque en realidad no creo que me haya pasado nunca algo deveras importante     […]     y es que toda mi vida me la he pasado aquí     en la ciudad ¿no?     en las calles-     con mis amigos     de vago si tú quieres     trabajando a veces     taloneando casi siempre     en fin     viendo cómo le hacía para subsistir

 

17: [mi mamá] casi siempre estaba acostada     sin hablar     yo creo que ni de eso tenía ánimos          así como muerta          por eso su muerte no me dolió ni me sorprendió tanto          como que ya estaba muerta desde que la conocí          con mi papá     en cambio     sí me encariñé más          era un señor a toda madre     aunque tampoco hablaba mucho          fíjate     ni siquiera sabíamos lo que había estado haciendo en españa antes de venirse para acá

 

22:          en aquellas épocas ya me había vuelto yo muy inquieto sexualmente     muy precoz fui ¿no?     andaba caliente todo el tiempo y ya me masturbaba y tenía sueños mojados y todo       pero     fíjate qué curioso     siempre me masturbaba pensando en chavos

 

23: [yo] pensaba que jugar con la verga del amigo era más interesante          y me acuerdo que me ponía a dibujar en un cuadernito las pingas de todos los cuates del barrio          bueno     no de todos     nomás de los cuates que me gustaban

 

25:     también pensaba que iba a ser supermán          sí     en serio     pero eso cuando estaba más chico     ¿a poco tú nunca lo pensaste?     y acabé siendo espermán     je

          entonces     por andar todo el tiempo en la calle terminé conociendo la ciudad como la palma de mi mano ¿no?          o sea     muy mal     pero la conocía […]

          me encantaba meterme a los cines vacíos […]

          veía muchísimas películas     todo lo que me ponían enfrente          veía películas mexicanas  ---veía películas gringas     veía de todo ¿no?     ---veía de cantinflas     de piporro     de     este     de angélica maría y de césar costa y de enrique guzmán     las películas de rocanrol que estaban de moda en aquella época          “el cielo y la tierra” y “mi vida es una canción” y todas esas mamadas ¿no? […]

26:          las únicas que no me gustaban eran las de amor     ésas sí no las soportaba     me cagaban la madre     deveras          lo que más me molestaba era el momento de la película en que se besan el muchacho y la muchacha     […]     porque a nadie le puede interesar     a nadie le debe interesar ¿verdad? lo que esas personas hagan con sus vidas privadas          ora sí que el amor es asunto privado ¿no?

 

27:     mi hermano     […]     por ejemplo     se emborrachaba todos los días          no llegaba a dormir     y     cuando llegaba     llegaba ya casi amaneciendo ¿ves?     o se iba de la casa y no volvíamos a saber de él hasta que regresaba     a los quince días     al mes     a los dos meses

 

28:     entonces [a mi papá] se le gangrenó la pierna     las dos piernas     ¿entiendes?          gangrena de la mala                    y le volvieron a hacer análisis     que para ver si lo podían operar y todo     pero descubrieron que ya no había chance     que la gangrena estaba demasiado avanzada     y ya sólo esperaban que se muriera          y se murió     al poco tiempo se murió                    mi hermano desapareció     se fue                    regresó quince días después de que lo enterraron

            yo estaba chavo todavía     tenía como trece años     y entonces sí lloré muchísimo          me dolió mucho la muerte de mi papá         entonces sí me sentí ya totalmente solo     abandonado a la vida          me quedé solo          era la única persona que quería y se murió

 

31: yo entonces ni siquiera sabía lo que era la homosexualidad ¿ves?     a mí se me figuraba que          no     no sé     pero sí me sentía mal          sobre todo porque me chingaban a cada rato con eso                    si hubiera sabido que la homosexualidad es una cosa de lo más normal ¿no?     como pienso ahorita     que cada uno tiene derecho a hacer con su vida sexual lo que se le pegue la gana     ps no me hubiera sentido tan mal ¿verdad?

 

31: un día decidimos hacer un periódico mural ahí en la escuela     porque hasta eso     teníamos iniciativa ¿verdad?     no éramos tan tontos     y lo hicimos          fue el primer periódico que se hizo en esa pinche escuela     […]     yo por ejemplo     siempre escribía a favor del pelo largo     porque me gustaba mucho el pelo largo     […]     pero también había otro cuate que escribía sobre artistas y copiaba las noticias del méxico canta          que angélica maría se fue a españa a filmar no sé quién     […]     y luego había otro cuate que hablaba de deportes          eso sí se me hacía muy mala onda ¿no?     porque a mí los deportes se me hacen     pues no sé     pero no me cabe en la cabeza que a la gente le pueda interesar los deportes ¿no?     digo     si yo tuviera un periódico     así     desos     de los grandes     pues nunca metería cosas de deportes

 

34: [el periódico impreso:] el periódico se iba a llamar     se llamaba     se llamó mientras salió     “eureka ecos de la normal”     y allí escribíamos de muchas cosas     de     no me acuerdo     pero yo escribí un artículo sobre los rebeldes sin causa     criticándolos por hacerse llamar así     porque se me hacía una pendejada que hubiera alguien que fuera rebelde y sin causa ¿no?     yo no sé de dónde salió esa mamada          creo de una película ¿no?     pero no la vi

 

38: le dije a un cuate que tenía y que estaba medio loco     le dije     “vámonos a méxico     a ver si allá sí la hacemos”     porque el cuate este creo que también tenía problemas     […]     y mientras se iban alejando poco a poco las lucecitas de la ciudad     nosotros pensábamos que allá si triunfaríamos     que allá sí la haríamos

 

39: Cinta segunda: y de repente que en lugar de mortaja matrimonio te baja

 

41: [Sueño del padre muerto] (     --- […]    salíamos de la casa y empezábamos a caminar por la calle     y entonces ya eran las calles de méxico     de aquí de la colonia roma          y empezábamos a ir de casa en casa     como si fuera una posada y anduviéramos cargando a la virgen y el burro y san josé     hasta que por fin llegábamos a mi cuarto     al cuarto donde vivía con rené     y yo les decía que me esperaran tantito     que iba a pasar al baño                    y     fíjate     adentro del cuarto     había un como agujero en el piso     tapado con una tabla          quitaba la tabla y empezaba a bajar por unas escaleras angostísimas     y yo sentía como que me iba a ahogar     porque el agujero era muy chico     apenas cabía yo     pero al ir bajando como que me raspaba ¿no?          o sea     a cada movimiento que hacía     me raspaba la cara y los brazos     me oprimía el pecho     y no podía respirar     no había nada de aire          pero yo seguía bajando          ya no sabía a dónde iba     ni nada     nomás me daba cuenta de que bajaba y bajaba y  bajaba y bajaba y bajaba y                    )

 

48: ahora [mi hermano] está casado y tiene dos niños ¿ves?                    pero entonces sí vivía con esa loca                    se llamaba efrén     efrén algo     pero le decían frenchi          imagínate     frenchi     qué horror   ¿no?                    las locas son las que nos desprestigian a los homosexuales de corazón     a los homosexuales serios     je          a los que no tenemos que andar gritando a los cuatro vientos que somos putos                    bueno     pues entonces mi hermano vivía con el tal frenchi y hacían vida de pareja          haz de cuenta que mi hermano era el hombre y el otro mono la mujer

 

54: ya que llevaba algún tiempo de andar con rené     se confesó   ¿no?     me dijo la verdad de su pecaminosa vida     me dijo que iba a la zona rosa y que le daban dinero por acostarse con él          pero yo no lo podía creer ¿ves?          yo no podía entender que un tipo pudiera pagar por cogerse a un puto

 

55: en aquella época la zona rosa era un continente exótico para mí          ahora te puedo decir qué calle hace esquina con cuál     en dónde quedan todos los restoranes y cabarets     y hasta la numeración     si quieres                    pero entonces no

 

63: siempre que estoy con un buga me pasa lo mismo que con las viejas          no se me ocurre de qué hablar     no sé ni qué onda          no es lo mismo que estar con alguien de ambiente     no puedes estar diciéndoles     “mira     qué cuero está ese cuate     qué ricas nalgas tiene”     porque te mandan al carajo

 

64: [mi madrina] se preocupaba mucho por mí          me preguntaba que si quería trabajar y yo luego luego me excusaba diciéndole que sí     pero que no encontraba trabajo          pus ni modo de decirle que andaba de vampiro ¿no?                    y un día     así     de repente     que me dice     “pus fíjate que ya te conseguí trabajo”     […]      bueno ps áhi te voy de office boy al “día”          entré como en marzo de ese año y trabajé hasta principios de mayo porque me salí          era aburridísimo          bueno     no aburridísimo porque siempre había algo que hacer     […]     pero sí era cansado porque me tenía que levantar temprano          imagínate     levantarme temprano con las desveladas que me daba en el talón     […]     además     no me gustaba ser el gato de nadie          en el talón     yo era mi propio jefe     yo decidía lo que tenía que hacer y con quién

 

75: Cinta tercera: y que te den de repente la cogida de tu vida

 

77: (          estaba yo bien jodido     pero jodido deveras          yo sabía que no tenía ni en qué caerme muerto     en caso de que me muriera  ¿no?

nos habíamos salido del cuarto porque rené lo había rentado por un año     lo había subarrendado     más bien     porque no era de nosotros     que dizque para ahorrar más   y nos habíamos cambiado a una     ¿cómo se llaman esas casas que están por las afueras?     desas que son como de hojadelata o cartón     así     como las que salen en las películas de meche carreño     […]          y entonces él hacía un gesto     una señal     como para indicarme que viera hacia abajo y yo volteaba y veía un sombrerito      chiquito     de paja     desos que se ponen los niños cuando se disfrazan de juan diego     pero lleno de caca     je     de caca  ¿te imaginas?                    y yo me la empezaba a comer     así     tranquilamente    sin asco     porque no me sabía mal          tampoco me sabía buena ¿verdad?                    no sabía a nada     pero se me quitaba el hambre     y ya después regresaba a acostarme muy tranquilo  ¿no?          )

 

84:     uno de esos ciegos ociosos que no cantan ni hacen strip tease     sino que te chantajean     que te empiezan a decir     “compadézcase de este pobre ser abandonado de la mano de dios     usted que está sano y tiene todo a la mano para ganarse el diario sustento”     je                    rené y yo íbamos platicando     plática y plática de no me acuerdo qué cosa     y entonces el ciego como que se nos acercó con una expresión de los más libidinosa     casi cayéndosele la baba y      ¿qué crees?     que empieza a meterle mano a rené     ¿te imaginas?     a manosear las nalgas redondas y con forma de pera de rené          y él     rené     de tanto que le han metido mano     ni se daba cuenta          no     no es cierto          sí se daba cuenta     pero no hacía nada          no porque le gustara el pocaluz     sino porque estábamos divertidísimos de ver a un ciego gayo y que     además     fíjate     además     tenía el valor suficiente     como para cachondear en los camiones a los chavos que le gustaran     o a cualquier chavo     supongo que no era muy discriminador          y entonces dijimos     le dije    a rené     “chin     mano     deveras que méxico es un país superalivianado     hasta los ciegos son putos y se atreven a cachondear en los camiones”         nos sentíamos llenos de fervor patriótico     contentísimos     hasta que el ciego     quién sabe cómo     empezó a testerear la parte delantera de rené     su pito blando y colgante     y empezó a gritar     no vayas a creer que orgasmeando     sino al contrario     alarmadísimo y encabronado    como si le hubieran metido la verga más dura del ejido y sin ponerle saliva     gritando     “¡es hombre!     ¡es puto!     ¡tiene voz de mujer pero es puto!”

 

94: [Zabaleta, el diplomático:] casi siempre a zabaleta     cuando no trabajaba    le gustaba que fuéramos a su casa                    tenía una casa muy padre     en las lomas     enormísima     como con diez recámaras y otros tantos baños     casi casi con anillo periférico y pasos a desnivel ¿verdad?

 

100:                    un día     me acuerdo que llegué al cuarto     había ido a comer o no sé qué     y me dio mucha tristeza ver las condiciones en que estaba     todo tirado     todo sucio     todo dejado a la dejadez     y me senté en la cama y     no te rías     me puse a chillar          a chillar como niño          de repente me puse a pensar en mi vida y se me hizo como la mayor ociosidad del mundo estarla viviendo          como que estaba formada por puros huecos ¿no?     por puras necesidades que nunca se habían llenado          en fin     el pozo de las tristezas ¿verdad?          pero lo que más me apuraba     lo que más me dolía     era darme cuenta de que poco a poco había ido perdiendo a todas las personas que quería     primero mi madre   luego mi padre   luego mi madrina     por lo del talón  ¿verdad?     luego mi hermano     que se había ido al extranjero     y finalmente rené                    o sea     como que me daba cuenta de que siempre había estado solo     de que siempre iba a estar solo y de que ps por más que trates     siempre estás solo          podrás tener compañía por un rato     por un tiempo     o por siempre ¿no?  pero por dentro toda la vida vas a estar solo          digo     en el momento de morirte nadie te va a acompañar     […]

     a pesar de haberlo olvidado durante un tiempo     me daba cuenta de que la única persona que iba a estar conmigo hasta el fin de mis días era yo mismo     y que si yo no hacía nada por mí     nadie en el mundo iba a hacerlo

 

103: Cinta cuarta: y que te ofrezcan de repente la oportunidad de regresar al buen camino

 

105: (          estaba yo en un río     nadando     y se me hace curioso porque yo en general no sueño cosas de naturaleza          digo     en general no sale la naturaleza en mis sueños     así que ríos y montañas y eso ¿no?     sino más bien la ciudad          cuando sueño     siempre sueño cosas de ciudad          entons esa vez estaba yo en un río y empezaba a nadar y a nadar y a nadar     […]     pero yo seguía nadando     porque si no nadaba ps la corriente me iba a llevar otra vez al lago y yo no quería regresar otra vez al lago          en ese momento me empezó a dar     este     no sé     me empezó a dar como terror ¿no? de regresar al lago     a pesar de que era muy buena onda ¿verdad     y seguí nadando contra la corriente hasta que me empezaron a dar calambres ¿no? me empezaron a dar calambres en un brazo     y entons sí áhi dije “aquí quedé”  ¿verdad?     pero no     en ese momento desperté y estaba acostado sobre mi brazo derecho y se me había entumido           )

 

112: ahí estaba [yo] todo el tiempo parado     o casi todo el tiempo     nomás me retiraba para ir a cumplir con algún cliente     y entonces dejaba colgado mi letrero     “salí a coger”     je                    tanto me paraba ahí     que un cuate me decía que me iban a hacer una estatua ¿no?          imagínate     yo ahí en el cine las américas     como la tigresa          ¿tú has visto la estatua de la tigresa que está en su teatro encuerada?     […]     pues así iba a estar yo en el cine las américas     pero con la verga bien parada     y con la mano haciendo una seña así     mira     je     y abajo mi nombre en una plaquita     adonis garcía     vampiro de la colonia roma     cobra tanto y en tal teléfono          bueno    lo del teléfono no     porque no tengo

 

113:     ¿ya te dije que zabaleta vivá en una casa de tres mil pisos     elevadores y satélites giratorios     por allá por las lomas     pues hasta allá me fui     […]     me sentía rarísimo     muy sacado de onda          no me sentía en mi elemento     me sentía muy descanchado     como engentado por tanto lujo y objetos y cosas y más lujo y más objetos y más cosas          ¿te dije cómo era la casa? ¿que después de la reja había un bulevar como de diez kilómetros para llegar a la entrada principal? ¿y que ahí había como noventaiocho columnas y pisos de mármol y estatuas griegas     estatuas griegas de a deveras? ¿y que por dentro estaba llena de porcelanas y tapetes persas y candiles?     […]     tenía como trescientos cuartos     cada uno adornado de manera diferente     porque ya ves que uno de los defectos de los ricos es que se aburren muy fácilmente     que se hartan muy rápido de las cosas     y entonces     zabaleta     cuando se cansaba de un cuarto se iba a otro     […]     uno era al estilo francés     con cortinas y todo     con adornos dorados     con arañas     cuadros de pintores originales y todo ¿no?          luego tenía otro salón      otro cuarto     de estilo inglés y otro supermoderno     en el que apretabas botones y brotaban     así brotaban     cosas del suelo y de las paredes y del techo     televisiones     música     olores     […]

 

124: entonces me pasaba las tardes como virgen provinciana     encerrado     y poco me faltó para que empezara a bordar de tan aburrido que me sentía                    así es que un buen día me dije     “bueno     ¿y por qué no salir a dar una vuelta a mis viejos lugares     por qué no ir al sanborns? aunque sea a ver los libros o a ver cómo ligan los chichifos”                    al cabo que qué pedo ¿verdad?          yo ya tenía mi vida futura planeada y solucionada     ya no tenía que preocuparme por talonear          entonces no me podía hacer ningún mal ir nomás de visita                    y áhi te voy al sanborns del ángel     a las diez de la noche     con las más honestas intenciones                    pero ya estando allí     me empezó a entrar no sé qué     como nostalgia o como ganas     así desas que no puedes controlar     de chichifear     de volver a llegarle a esas ondas aunque fuera por un rato          de volver a sentirme independiente     de saber que yo podía valerme por mí mismo     por mis propios medios          y además     para colmo     porque eso que te cuento todavía no lo pensaba    era como una corriente que me arrastraba sin que yo me diera cuenta     nomás como un deseo     pero sin saber de qué          entonces     te digo     lo que me terminó de convencer     lo que me dijo “aquí está tu onda”     fue un tipo de lo más buenote y cachondo     que se me acercó y me ofreció lana por ir a coger con él […]

     hasta que llegó zabaleta y ya no pude seguir saliendo por las noches     porque al fin y al cabo él también me estaba pasando lana y ps yo le tenía que cumplir                    pero      entonces     ¿sabes lo que hacía?          me iba por las mañanas     ¡por las mañanas!     que era cuando zabaleta trabajaba     y a esas horas cogía          ora sí que “bella de día” ¿no?     que se iba a encerrar en un burdel por las tardes     cuando su marido todavía no regresaba

 

126: aunque     claro     no me podía durar mucho el chistecito          esta ciudad es el pueblo más grande del mundo          todos saben lo que hacen todos     y hasta más          así es que     ¿ya te imaginas quién le fue con el chisme a zabaleta?     […]     que [yo] no tenía madre     que no había sabido aprovechar la oportunidad que él me había ofrecido     y     bueno     ya sabes     los mismos rollos de siempre                    y yo     “bueno     ya párale     esta onda ya mamó”          y sí     ¿ves?     mamó y yo me salí de su casa          agarré mis tilichitos y otra vez a la calle          en el mismo plan que antes     pero ahora sin tener dónde llegar

 

129: Cinta quinta: y de repente que llega la tira silbando “chapultepec”

 

131: (          estaba en mi cuarto     pero no en éste          bueno     sí en éste     pero diferente          estaba en diferente lugar y creo que era más grande y con otros muebles     pero yo sabía que era mi cuarto     y entonces llegabas tú     hacía mucho tiempo que no nos veíamos     con uno de tus amigos     el de las barbitas     que también escribe     y empezábamos a platicar no me acuerdo de qué                    de repente     tú decías que ibas a traer una coca y agarrabas un envase y te salías     […]     yo creo que andábamos metidos en una onda como de drogas     y se ma hace que eso habías ido a traer al aeropuerto     en lugar de coca     je     unas bolsotas de cocaínas

 

134: ay     hoy amanecí     medio pendejo     como que no ligo bien las ideas     ¿sabes a qué horas me acosté anoche?          a las tres de la mañana          ¡a las tres de la mañana!     y tú vienes aquí de madrugada a hacerme preguntas idiotas

 

135: y yo me sentía medio gacho al separarme de mis amigos     no quería separarme                    no le pongas “gacho” en el libro ¿eh?

 

139: como que las broncas de dinero son cabronas   incluso entre amigos ¿no?   como que siempre el puto dinero te     bueno     no deja de     de estropear las cosas

 

145: pepe y yo empezamos a estar más tranquilos     a ser más tranquilos     aunque seguíamos fumando mota               o sea     se había acabado el desmadre     pero seguíamos fumando mota y entrándole duro a las pastillas porque por esa época como que nos entró más fuerte la     este     cómo se dice     pus la afición por las pastillas     y   tomábamos  pastillas  todo  el  día   ¿no?     uppers y downers     o sea de las que te bajan y de las que te suben

 

155: esa vez estuve cinco días en la cárcel     ¡por traer el pelo largo!     ¿te imaginas?

 

158: [En la cárcel:] siempre terminan por confesar     aunque sean inocentes     para que ya no los sigan madreando

 

159: así es que     ya se está acabando la cinta ¿no?     así es que llegamos y sacamos las chivas                    pepe se fue a su casa     tal y como había dicho la baraja     y yo me quedé aquí en méxico     me fui a la casa de mi hermano     que vivía entonces en la calle de chiapas y                    mejor cámbiala  ¿no?

 

161: Cinta sexta: y de repente que la muerte se hace presente

 

163:                    estaba yo en una playa     con unos cuates     […]     yo estaba recogiendo conchitas          sí          así como vieja cursi     recogiendo conchas     pero no te creas que eran conchas normales     no          más bien eran como caracoles     caracoles en forma de vergas          había de todos colores y de todos tamaños     […]     muchas de esas conchas     o caracoles     no eran conchas ni caracoles     sino que eran conchas ni caracoles     sino que eran     así     pitos de verdad     […]     pero ya los últimos     los últimos que recogía     eran como pitos de a deveras          haz de cuenta que los hubieran cortado o arrancado de su lugar y los hubieran dejado ahí en la playa                    qué chistoso  ¿no?          ¿qué crees que quiera decir?          )

 

165: entons un amigo de pepe tenía en esa época un cuartito por la calle de tonalá      y nos dijo que él se iba a ir de viaje y que si no queríamos llegarle     […]     era un cuarto así muy chico     más o menos como éste de largo     pero de ancho nada más como la mitad     más o menos hasta donde está el baúl     y además era muy húmedo     y además había ratones          bueno     era así como de cuento de niños pobres     de cenicienta tercermundista   je          pero era muy barato     […]     cuando nos cambiamos al cuarto     a ese cuarto     empezamos a fumar mucha marihuana     empezamos ahora sí a entrarle con ganas          fumábamos todo el día y en cantidad enorme          fumábamos muchísimo     qué bárbaro

 

168:                    cuando dejé la marihuana me sentí muy mal   muy mal   ¡no sabes!     me sentía muy mal de los nervios     creía que me iba a volver loco ¿no?                   un día por ejemplo que me levanté y me vi al espejo     dije     “ése no soy yo” ¿verdad?     “ése que está ahí en el espejo y que me ve con una cara como de diablo     pues no soy yo”     […]     estaba yo muy mal     estaba yo de atar          pensaba también que se me iba a caer el pito     pensaba que tenía gangrena en el pito     y que un día se me iba a caer     […]     [que alguien] me iba a señalar mi pito ahí tirado en el suelo     como cuando se te cae un billete y alguien te lo señala para que lo recojas     […]     ahorita que te lo estoy platicando me da risa     ¡cómo que se me va a caer el pito! ¿no?     mi instrumento de trabajo  ¿verdad?

 

175: bueno     pues a partir de esa primera cerveza no terminé de beber sino hasta veintiocho días después          seguí bebiendo y bebiendo durante veintiocho días ¿verdad?     y sé que fueron veintiocho días porque federico tuvo la     este     tuvo la curiosidad de contarlos     de anotar cuántos días estuvimos borrachos

 

176:     una vez     bueno     una de tantas veces que estaba borracho     me dormí y empecé a tener un sueño muy especial          estaba yo dormido en el cáuch y había una mesita ahí en el cuarto          entons yo estaba soñando     pero no soñando  ¿no?     yo más bien lo sentía como algo real     pero digamos que estaba soñando     pues                    te digo     había una mesita ahí en el centro del cuarto     con su sillita     y sentía que          yo estaba con los ojos cerrados  ¿verdad?     pero yo veía o sentía que ahí en la mesita había una figura     como una mujer grandota     así robusta     que estaba ahí sentada     observándome     envuelta en una cosa negra     que le tapaba la cara también                    la muerte     exactamente     qué bárbaro     hasta ahorita me acordé que era la muerte          o sea     hasta ahorita la veo como la muerte                    no     no era la muerte     era una mujer     era un demonio          sí     no me amueles                    pero entonces cambió mi sueño y empecé a ver una figura como de uno desos de raleigh     la vestimenta del señor de los cigarros raleigh  ¿no?     ya ves que tienen aquí una cosa redonda en el cuello     y el traje abajo          bueno     pues en mi sueño estaba          o sea     en vez de estar la cara arriba de la desta     estaba abajo     lo que era el traje era la cara          no sé si me entiendas                   la cosa esa del cuello estaba aquí arriba     en la cabeza ¿ves?     y la cara era aquí         pero era una cara media rara     como de español     españolada          […]     pero era deforme     se deformaba ¿ves?          haz de cuenta que fuera de plastilina y le prendieras un cerillo     pues así     se deformaba          se le colgaba un cachete     así     para un lado     y luego el otro     y se torcía     y se retorcía     […]     pero eso sí era como un sueño ¿no?

178:     la realidad     según yo     era que estaba soñando al tipo ese de los cigarros raleigh     pero con la tipa esa ahí sentada en la realidad     observándome          y entonces yo despertaba del sueño y la mujer esa seguía sentada     observándome     todo el tiempo     […]     y de pronto     áhi tienes que se levanta y empieza a caminar ¿ves?     dio un paso     luego otro y luego otro     dirigiéndose hacia donde yo estaba          y yo cada vez sentía más miedo y sentía que no podía respirar     y ella seguía caminando     caminando     hasta llegar al borde de la cama                    cuando llegó al borde de la cama y se empezó a agachar     acercándoseme          yo estaba bocarriba     ¿ves?     y no podía respirar          entonces     cuando se me empezó a acercar     yo sentí que mi corazón daba la última palpitación de su vida          ora sí que el último latido ¿verdad?     pero entonces hubo una reacción en mí     una reacción muy fuerte     y dije     “¡noooooooo!”     y saqué fuerzas de no sé dónde y me incorporé ¿ves?          me levanté y prendí la luz y me quedé todo sacado de onda  preguntando     “¿dónde está     dónde está?”     y mi corazón brincando      ta ta ta

 

181: y todo el día bebía          me tomaba dos cervezas     luego me iba a comer     y en la comida me echaba otra cerveza y luego en la tarde ya compraba otra caguama     y ya ¿no?     al llegar la noche ya estaba bien servidazo      y había que ir a comprar la botella si es que no estaba ya comprada

 

182: me entraban unas depresiones muy fuertes     cuando estaba solo y me daba cuenta de que no podía dejar de beber     […]     o sea     deprimido porque en el fondo es algo que haces contra ti mismo ¿no?     y porque te das cuenta de hasta qué grado dependes del alcohol y también de que no conoces las causas que te obligan a beber tanto          entonces es así como complicadísimo y prefieres seguir bebiendo para olvidarte de todo

 

186: el siquiatra me interrogó     me dice que     que estoy bastante mal y que mis nervios están muy alterados por tanto beber y que entonces voy a tomar unas pastilla y que ya no voy a volver a beber          y me da unas pastillas que dura el efecto doce horas en el día          todo el día andaba así medio dormido     […]     entonces dejé de beber     pero luego me empecé a quejar de las pastillas          empecé a tomar esas pastillas y más pastillas y pastillas y pastillas y me empecé a sentir mal          las pastillas esas me traían todo el día jodido          me daban muchas sensaciones     me picaba el tórax     me dolía en todos lados  --- este     me daban palpitaciones

 

188 [El nuevo psiquiatra:] “a mí me vas a venir a ver con el pelo corto     bien corto          y esos zapatos que tienes de llanta     de jipi     horribles     detestables     ésos no los vas a traer nunca          y nada de esas pulseritas y esos colgajos y demás mariconerías          me vienes a ver alineado aquí     ese será el primer requisito para que vengas a verme          entons hasta la próxima vez”     […]     entons me fui y me corté el pelo y ya no usé los zapatos          nunca los volví a usar     por cierto                    y el día que lo fui a ver     fui diferente     fui muy serio

 

190: me enfermé de hepatitis     me dio hepatitis por andar dando el beso negro          sí  -   en serio     por dar el beso negro          siempre andaba yo dando el beso negro          era mi número favorito          ay      es riquísimo          pero me dio la hepatitis     alguien me pegó la hepatitis y ya nunca lo volví a dar          fue grueso     no sabes

 

193: Cinta séptima: que de repente te elevaras por los cielos

 

195: (          todavía tenía yo mi moto     y entonces llegaba a la colonia y toda la gente me saludaba          qué chistoso ¿no? porque yo por aquí casi no tengo amigos     […]     entonces sí me sentía muy chingón          ¡ah!     para esto     cuando me subí a la moto ya iba desnudo ¿verdad?     quién sabe por qué     no me acuerdo que me hubieran quitado la ropa ni nada                    entons áhi tienes que iba yo por los aires en mi moto     desnudo     y traía el pito bien parado     pero con una erección que en mi vida había tenido  ¿no?     de tan tremenda          haz de cuenta que me estuviera viniendo constantemente          –y sintiéndome chingón en todos sentidos          como persona  ¿no?     porque era muy popular y todo el mundo me quería     porque podía volar     aunque fuera en la moto     elevarme por encima de toda la pinche gente y ver las estrellas brillantísimas     enormísimas y cerquitísimas  ¿no?          […]     )

 

200: en esa época me parecía la ciudad de méxico la ciudad más cachonda del mundo     la que más se prestaba a coger     o sea a que uno cogiera ¿verdad?     la que más favorecía las     este     las relaciones sexuales                    entons yo decía     “no     ps si esta ciudad es cachondísima     para muestra basta la torre latinoamericana que es el falo más grande de latinoamérica”     […]     entons a mí la torre me parecía el falo más grande de américa latina y el palacio de bellas artes la chichi más gorda de todo el continente     je                    y así toda la ciudad ¿no?     cada rinconcito tenía un encanto muy particular     muy sexual                    era maravilloso          podías coger todo el día     todos los días

 

202:          ¿no te he platicado de los agujeritos del sanborns? ¿de que había un agujerito entre taza y taza que servía para que vieras a tu vecino y ahí te lo ligaras?                    bueno     pues en aquella época     hará unos tres o cuatro años     había en el sanborns del ángel     en cada uno de los     entre taza y taza ya ves que hay una división con tablas     entons habían hecho así     un agujerito como de este tamaño          mira     como del tamaño de un cinco     para poder ver lo que pasaba al lado          entonces uno entraba dizque a entrar al baño y se sentaba     así     cómodamente     y empezaba a ver por el agujerito

 

206: es que [los agujeritos] son divertidísimos deveras     es muy excitante           exhorto a todos los homosexuales de méxico a que hagan agujeritos en los baños     je

 

208: en aquella época no nomás la ciudad me fascinaba     también la gente     la gente de ambiente     se entiende          era muy curioso porque todo el mundo era cuate de todo el mundo          o sea     todos conocían a todos y todos     este     se protegían     se ayudaban          era como una gran hermandad gaya          je     hermandad   gaya     […]     y veías de todo          artistas famosos     políticos   renombrados     intelectuales     pintores     músicos     de tocho ¿no?          ahora como que se cuidan más     pero entonces todo el mundo tenía la impresión de vivir en un país libre ¿no?

 

213: en esa época me entró la fiebre del oro     quería ganar mucha lana porque quería poner un teléfono en mi cuarto          para mejorar el negocio ¿no?

 

215: dejé de talonear     en el sentido propio de la palabra     je     de andar camine y camine para poder ligar     y empecé a ligar con la moto ¿verdad?     más de acuerdo con la época          modernicé mis métodos de trabajo ¿no?

 

217: me subía en la moto y me portaba muy así como muy cabrón ¿no?     muy tipo buga así de     “qué pedo     güey”     y me ponía mis pantalones de cuero negro     así     entalladísimos y mi chamarra también de cuero negro y mis botas     y las manos llenas de pulseras ¿no?     y demás colguijes

 

217: a mí la colonia cuahtémoc me parecía     y me sigue pareciendo     la colonia más maravillosa del mundo          es la colonia más homosexual de la ciudad          hay cantidad de gente de ambiente          hay en cada cuadra cientos de tipos que son de ambiente     eso sin contar los que no son de ambiente     pero que también jalan ¿verdad?     […]     cuando me cambié a la colonia cuahtémoc     se inició otra etapa de mi vida          pero ps ésa ya la dejamos para otra ocasión ¿no?     para otro libro                    empezó una nueva etapa de mi vida     diferente ¿ves?          digo     porque antes     desde que me había iniciado en el talón     ps nunca había salido de la roma ¿no?

 

222: y desde la nave [espacial] iría viendo cómo se iba haciendo chiquita la ciudad de méxico     y adiós ángel de la independencia     y adiós caballito     y adiós monumento de la revolución ¿verdad?     como si fuera un barco que se fuera alejando poco a poco          y después la república     y el continente americano     hasta que quedara la tierra nomás como una bolita de billar     […]     por la ventanilla iría viendo las estrellas que pasaban bien rápido     o una estrella fugaz     y entonces cerraría los ojos y pediría un deseo     que no volviera nunca     pero nunca     por ningún motivo     a este pinche mundo

            y ora sí ya apágale ¿no?

 

Home ] Up ] Lecture Handout: Útimas imágenes ] More transcriptions from Últimas imágenes ] Lecture Handout: Nightmares of the Urban 1 ] Lecture Handout: El juguete rabioso ] Bazin on Los olvidados ] Lecture Handout: Informe sobre ciegos ] [ Lecture Handout: El vampiro de la colonia Roma ]